Corte de dialogo de la UOCRA: “La ministra nos miente en la cara”, dijo Ramirez | La Voz TDF

Viernes 23 de Febrero de 2024, 07:28 hs.

Febrero 2024

Viernes 23

07:28 hs.

Ushuaia Tierra del Fuego
CONSTRUCCIÓN FUEGUINA

Corte de dialogo de la UOCRA: “La ministra nos miente en la cara”, dijo Ramirez

El secretario general Julio Ramirez decidió no dialogar mas con la ministra Gabriela Castillo. Aseguró que cada vez que hablaron prometió el inicio de obras en los próximos dias y sigue todo paralizado. Las empresas mantuvieron un minimo de gente en la temporada alta porque “no les pagaron” y entrando al invierno ya estan despidiendo personal. Hubo un aumento del subsidio de 4.500 a 9.000 pesos que alcanzara a 450 desocupados de la construcción, pero no alcanza para cubrir las necesidades minimas. No hay perspectivas para septiembre porque “el ano pasado dijeron que iba a haber trabajo para 3.000 companeros y no pasó nada”, senaló el dirigente. También advirtió que la obra del gasoducto adjudicada a CONINSA quedó en nada: la empresa recibió el anticipo financiero de 300 millones pero no inició los trabajos y el ingeniero responsable no responde a los llamados. Diferenció la situación de los municipios, que hasta ahora “han cumplido con lo que prometieron”.

01:06 | 16/06/2021
Tamaño de la letra A

El secretario general de la UOCRA Julio Ramírez cortó el diálogo con la ministra de Obras Públicas Gabriela Castillo ante la sucesión de “promesas incumplidas” y la demora en el inicio de obras “por falta de pago”, dijo.

Por Radio Universidad 93.5 expresó que “ya llega la veda invernal y lo estamos pasando realmente mal”, y dio a conocer un aumento del subsidio de 4.500 a 9 mil pesos, que no alcanza para subsistir. “Estuvimos hablando con el ministro Romero y este subsidio se va a pagar hasta agosto a 450 compañeros. No nos salva la vida pero es un poco más que antes. La situación es grave porque empezó el invierno y las empresas empiezan a despedir”, señaló.

“Entre Tolhuin y Ushuaia son 150 los beneficiarios y el resto es de Río Grande. Quedaron muchos compañeros afuera porque si les dieran todos serían cerca de 800 subsidios. Aparte del subsidio sostenemos a los compañeros que más lo necesitan con bolsas de alimentos que nos da el gobierno y el municipio. Entre todos podemos contener a los compañeros. Los 450 están todos desocupados y tenemos gente que ha hecho changas pero desde que empezó la pandemia no pudieron entrar a trabajar en ninguna empresa”, aseguró.

“No tomaron la gente que deberían haber tomado ni hicieron los trabajos que deberían haber hecho cuando empezó la temporada, porque desde el gobierno no pagaron las deudas. Hay empresas con 500 días de atraso, 300, 400 días. Hay obras que tienen que tener 50 compañeros y tienen 10, otras que tienen que tener 30 compañeros y tienen 8. Me dicen que no pueden tomar gente porque se tienen que manejar con lo que les pagan. Certifican 5 millones de pesos y les dan 500 mil, y con eso no pueden ni comprar las bolsas de cemento”, planteó.

“Si el gobierno hubiera pagado las deudas cuando empezó la temporada, hubiéramos tenido trabajando más de mil compañeros. Lamentablemente el gobierno sigue igual y yo no le puedo exigir a las empresas que tomen más gente. Si no cobran, obvio no van a tomar a nadie”, sostuvo.

Otro escándalo de Rivas

Por otra parte, se lo consultó sobre el inconveniente surgido el lunes con Damián Rivas, que derivó en una actuación de la policía provincial. “Es un personaje que tenían trabajando de sereno y el mismo que le hizo la denuncia al gobernador por acoso. Es una persona conflictiva que se aprovecha de las situaciones. Estaba trabajando de sereno y lo despidieron de la empresa Cóccaro que está haciendo la obra de la escuela técnica en el barrio Austral. Cuando empieza la veda invernal todas las empresas empiezan a achicar y despedir gente, pero a este hombre se ve que no le gustó que lo echaran, juntó a un par de mujeres, dos niños y seis o siete hombres más con una bandera que decía UOCRA y agrupación Nuevo Horizonte. Este hombre puso un candado en el portón de la empresa y no dejaba entrar a los trabajadores, pero ellos no tienen nada que ver con el sindicato”, aclaró.

“La empresa hizo la denuncia a la policía, nosotros no queríamos ir con la gente nuestra porque se iba a armar lío. Hablamos con la policía y le pedimos que abriera el candado para que la gente empezara a trabajar. La policía dijo que iban a abrir el candado y apagar el fuego, la gente entró a trabajar, y nosotros nos retiramos. Después este hombre salió a hablar por los medios, dijo que había llegado a un acuerdo con la empresa pero son todas mentiras. Este hombre fabula en un montón de cosas, nunca habló con la empresa ni con nadie. Quiso hablar con Cóccaro pero no lo atendió”, aseveró.

“Este circo lo viene haciendo hace mucho tiempo este personaje. Lo hizo con el gobierno y le salió mal, ahora lo hizo con el gremio y no sé si quiere ser sindicalista, pero creo que le falta un poco”, consideró.

Cabe señalar que Damián Rivas dijo a INFOBAE que en noviembre pasado “15 personas” le propinaron una golpiza y responsabilizó a Melella o la UOCRA. Relató que tuvo que acudir al Hospital Regional de Río Grande, ya que el supuesto ataque le provocó “politraumatismo en rostro con herida cortante en labio superior izquierdo y en labio inferior izquierdo, traumatismo nasal sin lesión ósea. Me agarraron 15 personas y me dieron una paliza. Hice la denuncia pero no sé si viene de parte de Melella o del gremio. El secretario general de la UOCRA tiene amistad con Melella y el gobernador tiene un acuerdo con el gremio para darle obras”, argumentó.

Sin diálogo con Castillo

Respecto del diálogo con el gobierno, Ramírez decidió no hablar “ni con la ministra ni con nadie, porque estoy cansado de hablar y de decirles que paguen a las empresas para que tomen a la gente y puedan empezar a trabajar. Me dicen a todo que sí, que ya está todo arreglado, que licitaron tal obra, que empiezan aquella, pero sigue todo igual. No voy a hablar más con la ministra porque me va a decir que está todo bien y me da bronca que en mi propia cara me dice que está todo bien, que mañana le pagan a todos y arrancan, y me miente en la cara”, disparó.
“No quiero hablar más con ella, ella dijo que no sabe de dónde saco los números, cuando son claros. La empresa que tiene 10 empleados y tiene que tener 40 dice que es porque no le pagan. Esto es una pelota que nunca se termina”, manifestó.

CONINSA desaparecida

En cuanto a la obra de unión de los gasoductos adjudicada a CONINSA, desconoce qué pasó con el anticipo entregado y no han iniciado los trabajos. “Son dos kilómetros de gasoducto y los compresores. La empresa recibió un adelanto de 300 millones. Yo tengo información del ingeniero de CONINSA que está encargado de la obra y vino a firmar el contrato en la Casa de Gobierno. Me dijo que me quede tranquilo porque estaban comprando los caños y mandaron la plata a Estados Unidos para comprar los tres compresores. Dijo que iban a tardar dos o tres meses en llegar y van a contratar a una empresa de Río Grande para que haga el cerco perimetral y algunos trabajos más. Llamaron a la empresa local, pero la dejaron stand by y nunca más hicieron nada. Volví a hablar con el ingeniero de CONINSA y me dijo que la obra la van a hacer, pero de esto hace más de dos meses. Lo volví a llamar cinco o seis veces y no me atendió nunca más. De la empresa no se sabe nada y no sé qué hicieron con los 300 millones que le dieron. Nadie sabe nada y estamos a la espera de lo que pase. Pensábamos que iban a esperar que pase el invierno pero igual se puede trabajar. Hoy está todo parado y es la misma empresa que hizo trabajos en Tolhuin, una conexión de gasoducto con Río Grande”, dijo.

“Todos los días sale una licitación pero no empezamos nada. Tampoco seguimos con las obras que ya están empezadas, como el hospital de Ushuaia. Empezaron a hacer los cimientos en el otro gobierno, este gobierno dijo que los pilotes están mal, trajeron técnicos que revisaron todo y dijeron que estaba todo bien. Hablé con la ministra y me dijo que iba a empezar a full pero hasta hoy no empezaron nada. Con el hospital de Río Grande pasó lo mismo, llamaron a licitación para terminar lo que falta con la empresa PROALSA, que estaba esperando el anticipo financiero pero no se lo dan. Así no van a empezar”, cuestionó.

“El microestadio va a paso de tortuga. No lo van a parar porque se les viene todo encima. Deben un montón de plata y la empresa está desesperada por cobrar para terminar, porque se quiere ir. Siguen con el mínimo de gente y van haciendo lo que pueden”, agregó.
En cuanto a la planta de margen sur “la empezaron con un poco de gente y ahora se paró por falta de pago. El gimnasio de María Auxiliadora ya tendría que estar terminado, porque está techado y para largar, pero quedó parado porque tampoco pagan”.

Sin perspectivas

A la luz de lo ocurrido con la temporada alta, no hay expectativas para septiembre. “No sé qué contestar sobre la esperanza para mí y mis compañeros de la construcción, porque el año pasado iba a haber trabajo para 3 mil compañeros, iba a haber licitaciones por todos lados y al final fue un fracaso. Yo creo que va a seguir todo como está y ojalá una estrella los ilumine, le paguen a las empresas y empiecen las obras”, deseó.

Ampliación del puerto de Ushuaia

También se refirió a la ampliación del muelle, donde “ganó la empresa que pasó el presupuesto más caro y no sé por qué. En realidad lo había ganado Supercemento con Cóccaro y segundo estaba Naconsur con otra empresa de Buenos Aires. Había una tercera empresa local y había ganado Supercemento con Cóccaro pero se la dieron a Naconsur que tenía el presupuesto más alto. Nadie explica por qué. Yo le pregunté a Cóccaro por qué les sacaron la obra y no sabía qué responderme”, dijo.

Municipios cumplidores

Diferenció la situación con los municipios porque “el Municipio de Ushuaia todo lo que hace es con plata de ellos, porque es poca la plata que recibieron de Buenos Aires. Están asfaltando muchas cuadras y arreglando muchas cosas, y van bien, porque han tomado bastante gente de la construcción. Lo mismo pasa en Río Grande y lo que prometió el intendente en su momento de las obras que iba a hacer lo está cumpliendo y ha tomado gente nuestra además de gente de ellos. Hasta ahora los intendentes cumplieron con lo que me dijeron. Gracias a dios que las intendencias de Ushuaia y Río Grande licitaron obras y tomaron bastantes compañeros. En Tolhuin empezaron a hacer infraestructura de agua y de gas, van a hacer el asfalto cuando empiece la temporada y va bien, también va a haber trabajo”, concluyó.

FUENTE: p23

Comentá esta noticia

Día de la Antártida Argentina

Así lo afirmó el intendente Martín Perez, en el marco de la conmemoración por los 120 años de presencia argentina en la Antártida. Además, subr ...

11:02 | 22/02/2024
Paritarias

La ministra de Bienestar Ciudadano y Justicia, Adriana Chapperón, confirmó que los beneficiarios de pensiones RUPE-VEJEZ recibirán la suma remunera ...

11:02 | 22/02/2024