toggle nav
25 JUL2015
¿Buscar?
Mar. 13 Dic.

IPAUSS

La reforma disminuyó el 50% del déficit y el fondo extraordinario garantiza el pago de jubilaciones

El informe elaborado por el actuario Eduardo Melinsky se desprende que de no haberse aprobado las leyes sancionadas en enero de este año, a fines de 2017 el déficit del sistema previsional hubiera alcanzado los 786,6 millones de pesos. Con los cambios introducidos ese rojo se disminuirá en 384 millones de pesos.
La reforma disminuyó el 50% del déficit y el fondo extraordinario garantiza el pago de jubilaciones


El informe preliminar de la valuación actuarial del IPAUSS indica que la modificación al régimen jubilatorio fueguino, aprobado a comienzos de año, posibilitará reducir de manera sensible el déficit del sistema previsional durante los próximos años.
Para arribar a esta conclusión el actuario Eduardo Melinsky trabajó sobre dos escenarios, uno proyectando los números del sistema en función de la ley 561 y el otro tomando en cuenta el impacto de las leyes 1068 (emergencia del sistema previsional) y 1076 (modificación al régimen jubilatorio). 

De acuerdo a esos datos en el primer escenario el déficit del sistema se hubiera incrementado en un 400% durante los primeros 4 años (pasando de 442 millones en 2016 a más de 1500 millones en 2019), en tanto que con las modificaciones introducidas con la ley 1076 se reduce al 50%, proyectándose 260 millones durante el 2016 incrementándose a 727 millones en 2019.

El informe actuarial, que fuera presentado a fines del mes de noviembre ante los legisladores del bloque del Frente para la Victoria y de Pablo Blanco y Liliana Martínez Allende del bloque UCR-Cambiemos, estima en base a las proyecciones estadísticas a diciembre de 2015 que este año cerraría con 5.691 jubilados y un crecimiento de déficit del orden del 50%, pasando de los actuales 260 millones a 406 millones.  Los datos de la realidad demuestran una situación aún más complicada, ya durante el mes de octubre se liquidaron 6.052 beneficios. La divergencia surge de la existencia de 212 beneficios concedidos pero no gozados por no renuncia del titular; otros 227 casos ya listos para su otorgamiento y 554 en trámite, que no se reflejan acabadamente en la proyección actuarial.
En función de ello se estima que para el próximo ejercicio la nueva Caja de Previsión Social necesitará, cuanto menos, recursos adicionales por 527 millones de pesos, para hacer frente al pago de las jubilaciones y pensiones.

Para financiar el déficit: Fondo Solidario, ingresos brutos y pago de deuda

Siempre sobre la base de las proyecciones contenidas en el informe, el déficit del sistema se reduce gracias a  los 518 millones de pesos provenientes del fondo solidario, los recursos generados por el incremento de ingresos brutos a actividades financieras mediante la ley 1069 y el pago de deuda histórica.

En el caso del fondo solidario se estiman ingresos durante 2017 por 319,4 millones de pesos, de los cuales 128,9 millones corresponden al aporte que realiza el 20% de los pasivos –los que perciben jubilaciones de más de 54 mil pesos. En tanto que por recupero de deuda e incremento de ingresos brutos a actividades financieras se estiman otros 199 millones de pesos.
Otros dato de interés que surgen del informe señalan que el haber jubilatorio promedio equivale al 125% del salario promedio.
A diciembre del 2015 se contaba con 19.229 aportantes al sistema con un salario promedio de $ 31.073, lo que implicaba una masa salarial anual superior a los 7.700 millones de pesos, en tanto se abonaron beneficios previsionales a un total de 5599 jubilados y pensionados con un haber promedio de $ 34.362.
De esta forma, si a su vez consideramos que el trabajo contempla un aporte personal del 13%, el haber medio de los jubilados estatales equivale al 125 % del salario de los trabajadores activos.

10 mil jubilados en 10 años

La proyección actuarial estima que con el esquema de la ley 1076 en los próximos 10 años (2027)  el sistema alcanzará los 10 mil jubilados, en tanto que de no haberse realizado la reforma se hubiera alcanzado esa cantidad de jubilaciones en el año 2022.

Un poco de historia

Durante el año 2009 el IPAUSS contrató al mismo profesional para realizar una valuación actuarial al 31 de diciembre del 2.009, en ese informe se proyectaba que el sistema ingresaba en déficit económico a partir del año 2.012.
Posteriormente, durante el año 2013 del Tribunal de Cuentas de la Provincia realizó una auditoría sobre el sistema previsional en el que certificó que ya había ingresado en déficit en el año 2012, y concluía en la no sustentabilidad del régimen.
Recién en el año 2012, cuando el sistema ya había ingresado en déficit, la Legislatura de la Provincia realizó cambios, limitándose a incrementar las contribuciones patronales del 13% al 16%, lo que permitió extender la agonía un par de años, ya que a partir del año 2014 se hizo visible la crisis del sistema cuando los jubilados comenzaron a cobrar en tramos, lo que generó más de mil amparos en contra del IPAUSS.
En la presentación realizada a los Legisladores, el actuario recordó su estudio del 2009 como así también las consecuencias de no haberse realizado oportunamente modificaciones al sistema. En ese momento el sistema aún era superavitario y hubiera bastado con una reforma del sistema sin llegar al extremo de la emergencia.














FUENTE: edfm

COMENTÁ ESTA NOTICIA


Otras Noticias



POR DECISIÓN DEL DIRECTORIO

El IPAUSS no adhirió al decreto de reordenamiento

POSIBLE DESCUENTO DE GANANCIAS A JUBILADOS

Bahntje: “Es un reclamo de las autoridades nacionales de la AFIP”