toggle nav
25 JUL2015
¿Buscar?
Jue. 12 May.

Opinión

El Estado argentino le compra gas a su Ministro de Energía

El título de esta nota sería la síntesis del recorrido de la historia que cuenta, si borramos por hipótesis todos los eslabones o episodios del relato que se concatenan entre el primero y el último.

Por Osvaldo Lopez

Senador Nacional (M.C.) – Nuevo Encuentro TDF


Se trata del Ministro de Energía, Juan José Aranguren, de quien públicamente se sabe fue CEO de Shell hasta poco antes de asumir el cargo en el gobierno nacional, empresa a la que habría favorecido no sólo con los aumentos de precios de combustibles dispuestos sino también mediante la concesión de siete de ocho licitaciones de barcos de gasoil. También a nivel mediático se da cuenta de que el actual funcionario es accionista de la referida empresa petrolera (“Juan José Aranguren trabajó 37 años en Shell Argentina y, durante 12 años, fue su CEO. Desde 2003 fue presidente de la sucursal argentina, y al mismo tiempo, vicepresidente de Suministros y Distribución para América latina” ).

“Según su declaración jurada patrimonial presentada a la Oficina Anticorrupción con datos de 2014,  el actual titular de la cartera de Energía tiene el equivalente a unos $ 13 millones en acciones Clase A de Royal Dutch Shell, la casa matriz controlante tanto de la petrolera local como del trading que interviene en la operatoria de importación de crudo” .

Desde EEUU a Argentina, Aranguren se autovende gas vía Chile, vendiendo como empresario y comprando como Estado, generando desde la Secretaría de Energía de la nación ganancias para su empresa (Shell) e incrementos altísimos de la tarifa del servicio para los consumidores y usuarios, lo cual a su vez significa ganancias para las distribuidoras y/o administradoras de las redes domiciliarias y de la facturación, como Camuzzi Gas del Sur, lo cual torna también sospechable la asociación, en el negocio en cuestión, de ambas empresas.

Seguramente el ‘mal negocio’ impacta negativamente en las finanzas públicas, y la necesidad de compensación del déficit puede traducirse en baja o quita de subsidios que afecte la tarifa, lo cual sería especialmente perjudicial a pobladores de provincias patagónicas por el consabido mayor consumo en razón del uso obligado de calefacción (sin contar el impacto que se traslada a otros rubros, como por ejemplo a través de la energía eléctrica que lo utiliza como insumo ).
Según lo vienen informando diversos medios masivos de comunicación, el gobierno nacional por medio de la empresa estatal ENARSA cerró un contrato de compra de gas a Chile con un precio más caro que el GNL que llega por barcos (53%) y que el que se importa de Bolivia (128%). En el contrato se habría establecido también la obligación de que ENARSA pague por anticipado; que cualquier controversia será resuelta por la legislación de Nueva York; y que las partes deben mantener el acuerdo bajo condiciones de estrictas “reserva y confidencialidad” .

La cláusula de reserva y confidencialidad no sería inocua a la hora de estudiar la legalidad del negocio del punto de vista de los indicios que lo tornan sospechoso. En efecto, según la nota citada la compra de marras se estaría pagando con fondos públicos del Programa de Energía Total cuyos recursos presupuestarios según su normativa específica no pueden encuadrarse bajo tales condiciones.

El volumen sería poco significativo para el nivel de consumo interno (86 millones de metros cúbicos en total que, según el diario Clarín, costarían unos USD 130 millones) lo cual refuerza el carácter sospechoso del negocio que, así, aparece como más interesado en la venta por parte de la empresa que en la resolución de un problema del Estado (computar también que se trataría de un acuerdo por sólo tres meses).

Las apuntadas características de volumen y plazo del negocio también traslucen otro interés ajeno a la satisfacción conveniente de la demanda de la sociedad –guía de la acción del Estado- como puede ser el de impactar en la fijación del precio general en el país para la población consumidora del elemento, siendo de tal punto de vista el negocio bajo análisis una mera excusa para justificar la política de precios que viene aplicando el actual gobierno en distintas ramas de bienes y servicios de consumo masivo, indicativas de una verdadera política de transferencia de recursos, de la mayoría del pueblo a un grupo minoritario de empresarios poderosos (en casos como éste incluso dándose en una misma persona las condiciones de Estado pagador y empresario favorecido; nota típica de la llamada CEOcracia).

Se trata del primer negocio de importación de gas a Chile lo cual también es llamativo. Básicamente Chile no es un país petrolero, ni un país exportador en esta rama de la actividad productiva (a diferencia, por ejemplo, de Bolivia, país con el cual tenemos también negocio vigente y más conveniente), con lo cual el gas que nos vende en realidad lo tendría que importar, como veremos (“Lo paradójico es que los dos vecinos utilizarán la infraestructura que hasta comienzos del gobierno del fallecido Néstor Kirchner se utilizó al revés: para las ventas de gas desde Argentina a Chile, que no produce el combustible. La crisis energética argentina frenó esas ventas, y la suspensión del suministro generó un fuerte cortocircuito con todo el arco político en Santiago”) .

Si tenemos en cuenta que la provisión contratada se instrumentaría a través del Gasoducto Norandino que une Mejillones (Chile) con Salta (Argentina) ni siquiera podemos suponer que se justifica por algún acortamiento de distancias respecto de las zonas más pobladas y de mayor concentración del consumo de nuestro país. Digamos que no nos queda casi más cerca Salta que Jujuy, a través de la cual ingresamos el gas de Bolivia a un precio sensiblemente menor. Si bien algunos medios dan cuenta de que parte del gas ingresaría vía Mendoza, da lo mismo en términos de ventajas comparativas toda vez que esta parte se paga más caro todavía (USD 7,20 el MBTU ). Esto sin contar que el gas cuestionado Chile lo estaría importando (de EEUU  o de Asia –Clarín, nota citada- según el medio informativo que se lea).

Según la misma nota de LPO citada, en abril el gobierno a través de ENARSA habría concertado un acuerdo para la importación de treinta cargamentos de GNL en barcos que llegan a Bahía Blanca y a Escobar a razón de USD 4,50 el millón de BTU. A Bolivia le pagamos USD 3,02 el millón de BTU. Y la compra que cuestionamos se cerró a USD 6,90 por MBTU. Ninguna de las dos provisiones que se comparan se paga por anticipado como la chilena, la cual también puede acarrear un perjuicio económico al Estado en un contexto inflacionario como el actual.

“Con Bolivia tenemos un contrato. Bolivia le vende a Brasil y a la Argentina y no tiene más gas, no nos puede vender más. El contrato dura 30 años, hasta 2027. En realidad, no está cumpliendo todavía la cuota que corresponde a este mes porque también ellos en el invierno lo necesitan”  habría afirmado el ex CEO de Shell, lo cual fue desmentido por Bolivia al afirmar que está cumpliendo con el contrato de venta de gas natural a la Argentina: “nosotros hoy tenemos un contrato con Argentina y estamos cumpliendo a cabalidad de acuerdo a las nominaciones. Argentina nomina y nosotros cumplimos”, sostuvo el ministro de Hidrocarburos y Energía de Bolivia, Luis Alberto Sánchez; agregó que hasta el momento no existe una propuesta para incrementar los volúmenes de gas a ese país, y que “estamos abiertos a analizar nuevas propuestas de volúmenes con los hermanos argentinos” (Página 12, nota citada).

Otro reporte de la discusión con Bolivia a partir de las declaraciones a nivel local del presidente de ENARSA Hugo Balboa también nos alertaría sobre el riesgo de que, a partir de la falsificación de la información con tal de comprar más caro a Chile, Bolivia pudiera pretender subir el precio ya que la diferencia supera el cien por ciento .

Para terminar de desandar el recorrido histórico que nos permite colocar a Juan José Aranguren de los dos lados del mostrador y por ende probablemente incurso en delito de negociaciones incompatibles, resta recordar que Shell compró la empresa British Gas que aparecería en el primer eslabón de esta cadena como proveedora a Chile del gas que ahora le compramos. “La tercera mayor petrolera mundial confía en que la adquisición de BG Group acelerará su estrategia de crecimiento a nivel global en los segmentos de gas natural licuado (LNG) y aguas profundas, indicó la agencia de noticias DPA” .

Recapitulando: a mediados de 2014 Chile firmó contrato con la firma British Gas para comprarle gas proveniente de EEUU; en abril de 2015 Shell compró British Gas; el Ministro Aranguren fue CEO y es accionista de Shell, a la cual aparte de favorecer con los aumentos tarifarios le adjudicó 7 de 8 licitaciones en el primer trimestre de 2016; Juan José Aranguren le acaba de comprar a Chile (o sea a Shell, su empresa) gas que cuesta 128% más que el de Bolivia.

Estos hechos fueron denunciados penalmente por los Diputados Nacionales del Frente para la Victoria, Martín Doñate y Rodolfo Toilhade. La causa quedó radicada en el Juzgado Federal Nº9, a cargo de Luis Rodríguez, con la fiscalía de Carlos Stornelli .

Mientras tanto, acabo de escuchar en la radio que una institución riograndense pagó su última boleta de gas más de 500 pesos. El bimestre inmediatamente anterior el mismo servicio le costó algo más de 50 pesos.

Nos hicieron creer que cambiábamos populismo por república, y nos cambian democracia por CEOcracia.




  http://airevisionsn.com/index.php/politica/6180-insolito-ahora-compramos-gas-a-chile-que-lo-compra-a-su-vez-a-shell
  http://www.perfil.com/mobile/?nota=/contenidos/2016/04/24/noticia_0007.html
  http://www.surenio.com.ar/aumento-gas-pone-jaque-la-cooperativa-electrica-pidio-nacion-una-compensacion/
  http://www.lapoliticaonline.com/nota/97491/
  http://www.clarin.com/politica/Gas-energia-Chile-Argentina_0_1513648684.html
  http://www.radioformula.com.mx/notas.asp?Idn=592553&idFC=2016
  http://airevisionsn.com/index.php/politica/6180-insolito-ahora-compramos-gas-a-chile-que-lo-compra-a-su-vez-a-shell
  http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-298966-2016-05-10.html
  http://spanish.peopledaily.com.cn/n3/2016/0510/c31617-9055345.html
  http://www.cronista.com/negocios/Confirmado-Shell-compro-la-compania-British-Gas-por-us-70.000-millones-20150408-0121.html
  http://www.telam.com.ar/notas/201605/146417-denuncian-penalmente-a-aranguren-por-supuestamente-beneficiarse-con-el-aumento-de-la-tarifa-del-gas.html

COMENTÁ ESTA NOTICIA


Otras Noticias



OSVALDO LOPEZ

Presupuestar para la crisis y ganarles las elecciones

MIENTE, MIENTE, MIENTE QUE ALGO QUEDARÁ

“Todos están de acuerdo con que hay que sincerar tarifas”